Cabello

Cómo obtener un afeitado de calidad en 3 pasos


Casi cada vez que le doy un afeitado a un cliente en mi salón de peluquería, el tipo casi siempre dice algo como: "Me gustaría poder afeitarme así en casa". En realidad, es bastante sencillo obtener un afeitado de calidad de barbería todas las mañanas en la privacidad de su propio baño. Aprender a afeitarse correctamente también es clave para mantener su aspecto: su cara es lo primero que la gente nota de usted, por lo que es importante afeitarse de la manera correcta. Simplemente siga mis tres pasos probados sobre cómo afeitarse la cara correctamente.

Paso 1: preparación

Este paso es la parte más importante y pasada por alto del proceso de afeitado. Una buena preparación limpia la piel, abre los poros y suaviza la piel. Para preparar la piel para un afeitado suave, siempre afeítese después o al final de una ducha caliente. Esto suavizará la barba y abrirá los poros. En caso de apuro, se puede usar una toalla caliente y un chorro de agua.

Siempre use una crema de afeitar de alta calidad (busque aquellas que estén basadas en glicerina) y manténgase alejado de los productos que contienen mentol, que pueden cerrar los poros y endurecer la barba. Para aquellos con barbas especialmente duras o piel sensible, se puede aplicar un aceite pre afeitado para suavizar aún más la barba y reducir el arrastre de la afeitadora. Cuando aplique la crema de afeitar, use una brocha de afeitar de tejón para aplicar la crema con un movimiento circular. Esta acción ayudará a producir una mejor espuma, levantar los bigotes y exfoliar suavemente la piel.

Paso 2: afeitarse

Dos de las principales causas de vellos encarnados y quemaduras de afeitar son la mala lubricación y las cuchillas desafiladas. El primer paso proporciona consejos para una lubricación adecuada, pero una buena cuchilla también es esencial para un afeitado apurado y cómodo. Recomiendo usar una maquinilla de afeitar de tres cuchillas como la Gillette Mach3 Turbo. Asegúrese de usar siempre una cuchilla afilada.

Con su mano libre, sostenga el área de la piel que se va a afeitar y deslice la cuchilla suavemente sobre su cara. Evite aplicar presión, enjuague la cuchilla con frecuencia y afeite con el grano. Si necesita un afeitado más apurado, vuelva a enjabonar y afeitarse ligeramente contra el grano. Si se mella, aplique un bloque de alumbre húmedo o un lápiz estético para detener el sangrado.

Paso 3: reparar y proteger

Después del afeitado, cierre siempre los poros con un enjuague con agua fría. Seque suavemente la cara con un paño suave y aplique un buen bálsamo para después del afeitado. No recomiendo usar productos que contengan alcohol, ya que pueden causar un secado innecesario de la piel. El bálsamo para después del afeitado adecuado ayudará a promover una curación más rápida e hidratar la piel.

No hay ningún secreto mágico para conseguir un buen afeitado. Simplemente siga los pasos anteriores cada mañana y ponga su mejor cara hacia adelante.